You are hereVisados y legalidad de vivir en Alemania: Permiso de residencia / Registrar residencia / nacionalidad alemana

Visados y legalidad de vivir en Alemania: Permiso de residencia / Registrar residencia / nacionalidad alemana


Cuando ya te estableces en Alemania para vivir en un alojamiento permanente, es decir, no en un hotel, tienes un plazo de una semana para registrar el domicilio en la oficina de residencia local, llamada Einwohnermeldeamt, la cuál suele estar ubicada en el mismo edificio que el ayuntamiento.

Si te mudas debes volver a dirigirte a esta oficina a declararlo y no pasarte de los siete días, porque en Alemania son muy estrictos con lo relacionado a la burocracia. Para registrarte (la primera o las veces subsiguientes) deberás presentar el pasaporte y la visa, si la tienes, una copia del contrato de alquiler y el formulario pertinente ya completo. El horario de esta oficina suele variar, pero la mayoría está abierta por las mañanas.

La prueba de registro correcto se llama Anmeldebestatigung y es un papel muy importante: se te solicitará cada vez que tengas que hacer un trámite. Es la prueba de tu domicilio y te servirá para abrir una cuenta bancaria o asociarte a la biblioteca local.

Además, se te brindará una tarjeta de impuesto sobre la renta, la cuál deberás dársela a tu empleador para que puedan descontar de tu sueldo las tasas correspondientes, así como también la de seguridad social.

Una vez que tienes este registro podrás solicitar el permiso de residencia. Este trámite se realiza en la oficina de inmigración, llamada Auslanderamt. Como ciudadano español deberás presentar además tu visa otorgada por la Embajada de España antes de ingresar al país. En el momento de pedir el permiso de residencia deberás además presentar: documento nacional de identidad o pasaporte, dos fotografías, certificado de seguro médico, recibo de sueldo o carta de la empresa donde trabajas, certificado de salud (se obtiene en una oficina de salud, llamada gesundheitsamt) y certificado de buena conducta (denominado Fuhrungszeugnis) que se solicita en la Embajada o Consulado español en Alemania.

Antes de ir a la oficina a realizar este trámite, asegúrate de que posees toda la documentación adecuada, es conveniente llamar o ingresar al sitio web, ya que los requisitos cambian con frecuencia. La espera puede llegar a ser muy larga, por lo que intenta llegar lo más temprano posible. Cuando sea tu turno tendrás una especie de entrevista de alrededor de diez minutos (si todo está en regla) y si hay algo que no has presentado te harán volver al día siguiente.

La solicitud tarda cerca de dos semanas en ser procesada. Durante este período estás avalado por un certificado porque tu permiso de residencia se encuentra en trámite. Es importante saber que sólo es válido cuando es acompañado del pasaporte o del documento de identidad.

Si deseas conseguir la nacionalidad alemana deberás haber vivido de manera permanente en el país al menos ocho años. Además deberás: presentar el permiso de residencia en vigencia, tener los recursos suficientes para mantenerte a ti y a tu familia sin necesidad de la seguridad social o del paro, tener un alto nivel del idioma alemán, jurar sobre la constitución nacional, renunciar a tu nacionalidad anterior y demostrar no haber sido condenado por delitos graves.

No es necesario que el cónyuge o los hijos sean alemanes o hayan vivido los ocho años para obtener la nacionalidad. La pareja debe estar casada desde hace dos años y el cónyuge haber vivido al menos tres en el país. Si uno de los padres es alemán, el hijo hereda la nacionalidad, pero si los dos son extranjeros, uno de ellos debe haber vivido al menos ocho años en el país.