You are hereVisados para Trabajar en Alemania - Legalidad para trabajar en Alemania

Visados para Trabajar en Alemania - Legalidad para trabajar en Alemania


Para poder obtener un permiso de trabajo en Alemania, debes tener en cuenta que antes deberás solicitar un permiso de residencia. Sin embargo, los residentes de la Unión Europea no precisan de ningún visado para buscar y conseguir empleo en este país, pero deberán contar con el pasaporte comunitario en vigencia o el carnet de identidad que cumpla con las regulaciones y leyes de trabajo alemán (suele haber convenios según el país de procedencia).

En Alemania, los ciudadanos comunitarios de la Unión Europea tienen los mismos derechos que un residente y nativo, en términos de salario, acceso a la vivienda, condiciones laborales, seguridad social, formación profesional y pertenencia al sindicato.

Lo que si, hay restricciones para trabajar en el sector público (como por ejemplo la policía) y variaciones para rubros como la docencia (maestros, profesores) y la salud (médicos, enfermeros) en algunos estados (llamados Lander).

Por su parte, Alemania es un país miembro del Tratado Schengen, firmado en la ciudad homónima de Luxemburgo en 1985, que permite la libre circulación de residentes que nacieron en países que conforman el “territorio Schengen”. Una visa que se otorga a un ciudadano de alguno de estas naciones es válida para cualquier área de trabajo. Además, viajar dentro de este territorio es equivalente a hacerlo por tierras alemanas. Si ingresas con una visa por estudio podrás permanecer hasta 90 días.

Entre los países que conforman este tratado se encuentra España, junto a Austria, Bélgica, Francia, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Holanda, Portugal y Suecia.

Aunque puedes salir y entrar del territorio Schengen las veces que deseas durante el período de seis meses que tu visa es válida, el tiempo total para permanecer en él no debe exceder los tres meses. Cuando te otorgan la visa en uno de los países miembros, ésta es válida para todos los demás.

Si bien no es necesario solicitar permiso de trabajo si eres español y deseas un empleo en Alemania, ten en cuenta que este país es muy burocrático y que las leyes pueden cambiar. Por ello, es necesario que tu pasaporte siempre esté vigente, que tengas una prueba de tu seguro médico y una carta de la empresa que te ha contratado.

Una vez que ya te hayas establecido en el país y tengas un trabajo asegurado, deberás inscribirte como ciudadano comunitario residente de Alemania.

La República de Alemania es un país muy estricto en cuanto al cumplimiento de todas sus leyes y normas, sobre todo en lo que se refiere al empleo, a los impuestos y a la inmigración. Aunque no necesites un permiso de trabajo por ser español, perteneciente a la Unión Europea, es necesario que tengas todos tus papeles en regla, por si debes presentarlos en algún momento.

Una de las ventajas que ofrece Alemania es su estabilidad laboral y financiera, y esas son dos razones más que suficientes para que muchos ciudadanos de España deseen mudarse a vivir allí. Los sueldos son más elevados, pero también las tasas de impuestos, pero lo que hace la diferencia es la seguridad para conseguir un buen empleo y sobre todo, para mantenerlo.

No necesitar ningún tipo de permiso para trabajar en Alemania siendo español es una gran ventaja que personas de otras partes (ya sea del mismo continente o de los demás) no tienen. Es por ello que tienes una oportunidad única si quieres cambiar tu vida y asentarte en este país con un futuro más que prometedor. Recuerda que es legal que trabajes allí: ese es un derecho que nadie va a quitarte.